La historia de la lotería

loteria_518.jpg

A lo largo de la historia las loterías se han utilizado como una forma de recaudar dinero para obras públicas y hoy en día continúan siendo utilizadas de ese modo. Los orígenes de las loterías pueden trazarse entre los años 205 y 187 A.C., durante la dinastía Han en lo que hoy es China.

Se cree que el juego de keno, un juego similar a la lotería que aún se juega en los casinos modernos, se originó en la misma época. Se cree que incluso en ese momento las loterías se utilizaban para financiar proyectos gubernamentales, incluyendo uno de los más famosos de todos los tiempos: la Gran Muralla China.

Se han encontrado referencias a loterías en textos antiguos de varias civilizaciones, desde la antigua China hasta la era Celta, desde antigua Grecia a la Ilíada de Homero. La primera lotería europea que se conoce tuvo lugar durante el Imperio Romano. Al comienzo estas loterías se realizaban simplemente como un entretenimiento en las cenas de los nobles. Sin embargo, durante el reino de Augusto César hay registros de la venta de boletos de lotería para recaudar fondos para la ciudad de Roma. Lo ganadores recibían premios en forma de artículos de diverso valor.

No fue hasta el año 1434 que las primeras loterías públicas comenzaron a registrarse en Dinamarca. Una década después aparecieron las primeras loterías con premio en efectivo en numerosos pueblos en Flandes, (hoy en día Bélgica, Holanda y Francia). Esas primeras loterías por dinero tenían como fin ayudar a los pobres y reunir fondos para fortificar los pueblos.

No fue hasta finales del siglo XVI que los ingleses comenzaron a ofrecer loterías, con la primera lotería registrada decretada por la Reina Isabel I en 1566 y que no se jugó hasta 1569. Esta lotería fue muy distinta a las que se habían implementado previamente ya que cada poseedor de un boleto ganó un premio y el valor de los premios igualó a la suma de dinero recaudada.

Luego de esta primera lotería el gobierno vendió los derechos para vender lotería a comerciantes que a su vez contrataron agentes para vender la lotería al público. Las loterías administradas por el gobierno funcionaron de este modo hasta 1826 cuando el parlamento declaró el final de las loterías.

Sin embargo, durante el periodo anterior a dicha decisión se realizaron muchas loterías privadas, incluyendo una para recaudar fondos para la Compañía Virginia de Londres para patrocinar el asentamiento en Jamestown, el primer asentamiento inglés permanente en América.


Close