Las ventajas de jugar al poker

100x100pokergratis.jpg

Jugar al póker va más allá de hacer apuestas para ganar dinero. Convertirte en un jugador profesional de poker y usar este juego como tu principal fuente de ingresos te reportará mucho más que dinero.

Horarios flexibles

Jugar al poker de manera profesional te permitirá controlar tu propio horario de trabajo. Es posible obtener ingresos del póker de decenas de miles de dólares, tan solo jugando un par de horas. Puedes decidir libremente en los torneos que participarás de acuerdo a tu calendario. Es una gran ventaja para cualquiera poder acomodar el horario de trabajo a sus necesidades.

No tienes jefe

Eres el dueño de una empresa de un solo empleado, que eres tú, por lo tanto no existirá nadie dándote ordenes, desbaratando tus planes u ocupando tu tiempo. Tú eres el que te trazas las metas y respondes por los resultados, nadie más.

Actividad repleta de emociones

El jugador profesional de póker tiene ante sí la posibilidad de participar en Torneos internacionales, algunos incluso de fama mundial. Jugar por alcanzar grandes premios y vivir las tensiones y emociones de la competencia, convierten al póker en una actividad muy excitante.

Conocer el mundo

En todos los continentes se celebran año tras años torneos prestigiosos de póker. Como jugador profesional tendrás que viajar a muchos países diferentes, con diferentes costumbres y tradiciones.

Reconocimiento público

Si logras ser un jugador de póker ganador, eso querrá decir que en el camino habrás vencido a muchos rivales. Aparecerás en las noticias y alcanzarás notoriedad pública. Incluso puedes convertirte en una estrella como los grandes jugadores de fútbol y de otros deportes.

Conocerás personas de todo tipo

El póker te brinda la oportunidad de llegar a conocer a personas de muchos países y de todo tipo, desde personas ordinarias hasta grandes negociantes y personas de la realeza.

Ganancias sustanciosas

El póker te puede hacer rico en poco tiempo, pero cuidado, también puede suceder lo contrario por una decisión equivocada. Una sola partida de póker puede ser suficiente para asegurar el dinero que necesitas para todo un año, pero también puede llevarte a la ruina.


Close