Poker televisado

Es bien sabido que el poker es el juego de estrategia por excelencia y como tal tiene una alta cuota de misterio que se divide en dos formas: una que tiene lugar durante la partida y que se devela al finalizar la mano y otra que nunca se llega a develar si el jugador pierde o se retira y no se muestran sus cartas.

Los grandes jugadores realizan grandes estrategias y su modo de juego es un misterio para los demás participantes. Los buenos jugadores de poker son los que nunca dejan ver su estrategia haciendo que sea dinámica y cambiante. Dicha capacidad es considerada un valioso tesoro entre los aficionados al poker.

A medida que el poker se ha hecho muy popular, han surgido diversas modalidades que han cambiado en cierta medida su estructura general. El poker televisado, por ejemplo, ha invertido la estructura original del juego convirtiéndolo en un espectáculo en el que se muestra todo. Este tipo de poker se ha convertido en una escuela de poker para muchos jugadores ya sea que formen parte del público o estén participando de las mesas.

Cada día son más los torneos de poker que se transmiten por televisión y cada día se hacen famosos. Tal vez sea esta la razón por la cual todos los días nacen nuevos aficionados al poker que intentan hacer de este apasionante juegos de carta una profesión.

Estos espectáculos tienen como regla general que las cartas de todos los jugadores son mostradas porque cada uno tiene una cámara para que el público pueda observar la agresión del juego. De esta manera los televidentes pueden observar y aprender el juego en general y la estrategia de un jugador en particular. Por lo tanto un jugador profesional de poker al aceptar participar en una de estas partidas televisadas también está aceptando que su modo de juego sea puesto en evidencia.

Pero esto no es todo, porque al estar grabado se puede volver una y otra vez sobre él haciendo que los jugadores implicados en la partida puedan observar y entender la estrategia utilizada por su contrincante y tenerla en cuenta para una próxima contienda.

Pero a pesar de sus pros y contras el poker televisado cada vez se hace más popular ya sea como simple diversión o como forma de aprender.

Más allá de que para gran parte de la audiencia de este tipo de programas, el poker televisado puede ser muy importante lamentablemente le ha quitado gran parte de su esencia, lo que lo hace tan especial a su forma y esto es el misterio.


Close